Prueba Suzuki GSX-S1000 2021: Cuadratura del cí­rculo

Megan 22/06/2023

Prueba Suzuki GSX-S1000 2021: Cuadratura del cí­rculo

Proyecto

A primera vista, lo más sorprendente es la cambio de diseño. De un modelo de lí­neas curvas y sinuosas, pasamos a un diseño definido y agresivo. Generalmente, no soy amigo de las desviaciones del diseño de modelos que evolucionan a lo largo de varias generaciones, porque pierden el aire familiar que tienen padres e hijos. Debo admitir que en este caso el cambio está justificado, ya que si bien es cuestión de gustos, su antecesor no era muy atractivo, sobre todo a la vista, que parecí­a diseñado una década antes.

La imagen ahora es mucho más actual, con matices de diseño alrededor del nuevo faro, recordando los spoilers del Suzuki actual de MotoGP. Las lí­neas ní­tidas del cuerpo están alineadas con el agresividad lo que deberí­a ser un luchador callejero (¿o era maxinaked?) digno de ese nombre. O nuevo grupo óptico LED Consiste en sus elementos apilados verticalmente, inspirados en aviones de combate y combina muy bien con la nueva gama de colores, ya sea en Azul Tritón metalizado (el Suzuki corporativo azul), Estera de vidrio mecánica gris (muchos aviones), o el recién desarrollado Cristal negro brillante.

Motor

Como ya dijimos, el bloque motor es el clásico Suzuki GSXR K6 de 999 cc, adaptado con actualizaciones y mejoras encaminadas a conseguir un arranque más suave y potente al mismo tiempo. O nuevo sistema de escape Suzuki Exhaust Tuning (SET) incluye nuevos catalizadores y un diseño de cámara revisado para cumplir con los estándares Euro 5. El nuevo sistema de inyectores de 10 orificios en cada cuerpo del acelerador maximiza la eficiencia al acelerar y reduce el consumo de combustible. Por su parte, SCAS (Nuevo sistema de asistencia de embrague) logra una desaceleración más suave y un mejor control al hacer cambios descendentes, mientras logra una acción de palanca más suave. También trabajó en los árboles de levas y resortes de válvulas para aumentar la potencia y el equilibrio del conjunto. El resultado es más poder y, aunque el valor de par máximo disminuye ligeramente con relación al modelo anterior, la curva de par supera a la anterior en la zona inferior y media del rango de giro en la búsqueda de facilidad de conducción mencionada.

Otro punto que querí­amos mejorar es el ya legendario fiabilidad de la hélice. La búsqueda del detalle llevó a Suzuki a cambiar el tipo de rosca en los tornillos que unen el cárter inferior al superior, y que van del corte al laminado. Las roscas ahora son más fuertes y están menos sujetas a desgaste, lo que ayuda a maximizar la fuerza de sujeción de los pernos de los cojinetes del cigí¼eñal.

electrónica

Sin llegar al extremo de sus rivales europeos, el Suzuki GSX-S1000 tener una dotación electrónica no hace que eches de menos ninguno de los gadgets que utilizan, al menos cuando se trata de disfrutar de su motocicleta.

La tecnologí­a electrónica de la Suzuki GSX-S1000 gira en torno al Sistema de dirección inteligente Suzuki (SIRS) que, a través del acelerador electrónico (Ride-by-Wire), aprovecha el Módulo de Control Electrónico (ECM) de 32 bits para controlar la acción de las válvulas de mariposa. En paladin roman, significa conseguir la mejor combinación entre las expectativas del conductor y la potencia real que ofrece el motor al pisar el acelerador, beneficiando al conductor al mejorar la controlabilidad al abrir el acelerador al salir de una curva. Todo esto de forma natural, sin que se note el rendimiento de la electrónica.

Por supuesto, la motocicleta tiene tres modos de conducción donde la energí­a se suministra de diferentes formas. Los tres modos son capaces de proporcionar 152 CV anunció, pero el camino A (Activo) proporciona una respuesta de aceleración rápida, diseñada para una conducción más deportiva, incluidas las incursiones en la carretera. O camino B (Básico) ofrece una respuesta de aceleración más suave y una curva de potencia más lineal, lo que proporciona control y suavidad en la conducción diaria. O camino C (Confort) es menos fuerte en la entrega de torque y muy lineal y suave en la entrega de fuerza, diseñado para circunstancias en las que el agarre no es bueno y se requiere mucho control sobre el gas. Independientemente de cómo operemos, podemos elegir cinco posiciones de control de tracción, que se adapta mejor a varios estilos y condiciones de conducción. A través de sensores de velocidad de la rueda, apertura del acelerador, cigí¼eñal o posición de la caja de cambios, el sistema actúa sobre el acelerador, la bobina y el inyector para igualar la entrega del motor a la rueda trasera.

No hemos comentado que la Suzuki GSX-S1000 tenga asistente de cambio rápido bidireccional Y es justo decir que funciona perfectamente en ambas direcciones, independientemente de la velocidad de rotación. Aunque podrí­amos prescindir del embrague una vez iniciado el pedaleo, hay que destacar la inclusión del sistema Suzuki Easy Start ya visto en otros modelos, que permite soltar el embrague sin gas, ya que la moto será la encargada de aplicar la rotación. régimen necesario desde el punto muerto. Una vez utilizado, se convierte en un yo debo.

parte del ciclo

Es quizás la parte menos "glamorosa" de la Suzuki GSX-S1000, pero es lo que mantiene el equilibrio general lo que hace que esta moto sea una elección tan seria cuando se busca el mejor rendimiento por cada euro que pagas. O chasis de aluminio de doble viga Va desde el tubo superior hasta el eje del basculante, también de aleación de aluminio. Las dimensiones de ambos (chasis y basculante) garantizan agilidad en el manejo y estabilidad en la carretera. Las suspensiones son KYB, con horquilla invertida con barras de 43 mm y regulable en todos los recorridos. El monoamortiguador trasero dispone de un sistema de articulación progresiva tipo bieleta, que permite regular el retorno hidráulico y la precarga del muelle. La aparente simplicidad de la receta da como resultado una operación muy natural y predecible.

O frenos (con ABS, claro, pero no en las esquinas) siguen una filosofí­a similar. Sin ser la gama más noble del mercado, los frenos con Pinzas Brembo monobloque los anclajes radiales habitan la lí­nea de alta gama del fabricante italiano. Cada uno de ellos tiene 4 pistones opuestos de 32 mm de diámetro que encajan en discos de 310 mm que garantizan un altí­simo rendimiento y un toque notable.

Ergonomí­a

Solo tienes que enfrentarte al Suzuki GSX-S1000 Date cuenta de que es uno de los puntos clave de esta moto. No difiere mucho en milí­metros del modelo anterior, pero difiere lo suficiente como para que la ganancia sea abismal. Durante las pruebas (anteriormente, primer contacto) tení­amos una unidad de la generación anterior en la que pudimos ver las diferencias con la nueva GSX-S1000. En el nuevo modelo, no estás “tan adentro” de la moto, pero sientes tus glúteos más altos que el tanque (que sube a 19 litros), reduciendo la sensación de boxeo. Los manillares ahora son un poco más anchos y altos, mientras que las puntas del manillar también pican más. Aparentemente parece una contradicción, pero es más cómodo en cualquier área, ya sea a pie o "en llamas". El asiento también es digno de mención, ya que se encuentra en esa delgada lí­nea tan difí­cil de encontrar entre el sofá muy duro y la espuma viscoelástica. También tiene una forma que facilita la transición entre giros, muy apreciada porque no la ves, como deberí­a ser.

La instrumentación es idéntica a la Suzuki Katana.. Es muy completo y legible, pero con matices: son legibles los números de velocidad, marchas en marcha y nivel de control de tracción, así­ como las barras del tacómetro. Pero los números indicados por las barras del tacómetro no lo son, al igual que las letras del modo de conducción. Si aprende qué tan rápido gira el motor con solo mirar la barra, tendrá el control sobre ella en poco tiempo. De lo contrario, se distraerá más de lo necesario.

Deja una respuesta

Subir